lunes, 22 de octubre de 2007

Via Adrià al Gorro Frigi

No por mucho madrugar ...
El sábado habíamos pillado algo de tráfico en la Sol Solet. Entre eso y una comida familiar, a las nueve ya estábamos en el monasterio, subiendo las escaleras de los pobres hacia el Gorro Frigi. Así, llegamos los primeros al pie de vía, y ya estaba camino de la R1 cuando apareció la siguiente cordada.
L1. (45 metros, IV?). No debería haber sido un problema, pero llevaba unos gatos del 48 1/2, así que en ningún momento fui a gusto. Hay un spit cada diez metros, o algo así. Suben Dani y Montse cómodos, así que hecho la culpa a los gatos y me pongo los míos.
L2. (30 metros, V?). Ya con mis gatos, se me hace más sencillo. Pocos seguros, pero bien puestos. Hace mucho frío. Nos gustaría estar en otro lugar.
L3. (40 metros, V). Se esquiva el techo por la izquierda. El largo es precioso, pero tengo que parar a reposar para meter las manos en los bolsillos e intentar calentar los dedos. Así que acabo tirando de cintas. Los seguros están cerca o muy cerca, IV/A0. Aquí le cuesta más a Dani, y Montse pasa frío, pero aún así tira alguna foto.
L4. (25 metros, IV). Un paso a la salida de la reunión, después más fácil. Fuimos por la vía del Carles, porque por la derecha no vimos nada. Ha parado el aire, y es más tumbado, así que empezamos a notarnos los dedos.
L5. (40 metros, III). Se puede entrar recto a la panza, pero está algo roto. Así que por lo fácil, a la izquierda y luego andar hasta montar R en la cruz. Llamamos para decir que llegamos puntuales a comer, y nos vamos para abajo.

Se baja hacia el collado de la Magdalena, con cuidado, siguiendo los cables y cadenas. Después, por la canal hasta el pie de vía, y escaleras de los pobres hasta el Monasterio.

Es un ambiente curioso el de allí. Por un lado las collas de castellers, por otro los excursionistas, y los escaladores que se distinguen de los anteriores por algún atrezzo. Luego están los turistas y los peregrinos. Y los mercaderes, que no dejan ver el templo. No se entiende que si el párking está lleno, con coches mal aparcados dejen entrar más coches. Hay un atasco de cuidado, así que llamamos para decir que no llegaremos puntuales a comer.

Hemos madrugado, nos hemos quitado atascos en el párking y en la pared, pero en la vía hemos sufrido más que disfrutado, a pesar de que el grado fuera asequible y el equipamiento aceptable. Habrá que buscar otra ocasión para disfrutar de esta vía.


4 comentarios:

lux dijo...

Quintin!!
este fin de semana habeis hecho dos de mis clasicas!!!

Me encantan estas vias.. a pesar de su popularidad...;-)))

un abrazo!!

lu

JB dijo...

holaaa

grandes clasicas, a ver si algun engaño a algun amiguete i me lio con alguna de estas vias

IvanG dijo...

Hola Quitín!!
Acabo de llegar a tu blog y esta muy bien. He estado navegando y me he encontrado con esta ressenya, me ha echo mucha gracia, te explico:
La primera vez que hices esta vía, nos perseguía una cordada de dos chicas y un chico. En las reuniones nos ibamos juntando, nosotros salíamos y ellos llegaban.
Todo el rollo este viene porque una de las chicas de la cordada era Montse, la otra no me acuerdo como se llamaba pero llevaba un casco azul y el chico era de las primeras veces que trepaba.

Un saludo!!

Montse dijo...

hobreeeeee que sorpresa je je je!!!
Que casualidad , ya me acuerdo nos hicisteis una foto porque ninguno de los tres llevabamos(Silvia, Vicente y yo misma)
Saludos majete.