lunes, 28 de mayo de 2007

Puig Madrona

Este viernes, los Ferrocarriles de la Generalitat nos llevaron de excursión. La idea era conocer una parte de la Sierra de Collserola, de la que había oído hablar mucho, pero aún desconocía.
Nos bajamos en La Floresta, y enseguida nos encaramamos al lomo de la Serra de Can Juliá. El camino, marcado como PR-C-35 (pequeño recorrido, marcas blancas y amarillas) transcurre por las calles de una urbanización, la Colonia Montserrat.
Una vez abandonamos la urbanización, la calle se convierte en una pista, que enseguida podemos abandonar y continuar el resto del recorrido por el sendero, (Del Besós al Llobregat sin cruzar ningún torrente). El recorrido es agradable, y se alternan encinas, robles y pinos, colinas y collados hasta llegar al Turó de l'Alzinar (Turó de la Pineda?). Aquí deberían haber buenas vistas de la zona del Baix Llobregat y el Garraf, pero además de ser tarde, está bastante oscuro, llovizna y apenas vemos Molins de Rei.
La sierra y el camino giran hacia el Norte, bajamos a un nuevo collado, subimos al Turó de Rossinyol y bajamos a un último collado, donde encontramos el área recreativa de la Salut del Papiol, y la románica ermita del mismo nombre, y también de Santa Eulalia. Atacamos el Puig Madrona, por la Sur Directa (¿es ciclable?) y alcanzamos la cima, donde hay instalada una torre de vigilancia de incendios. Descendemos hacia el Norte, por el bosque, y salimos de él en las inmediaciones de la Masia de Can Barba. Se nos ha hecho de noche, otra vez, así que aseguramos y vamos hasta Valldoreix por pistas amplias. Nada más llegar a la entrada de la urbanización, aka Entidad Municipal Descentralizada, vemos pasar el autobús, pero tardamos en reaccionar y se nos escapa, así que nos pateamos Valldoreix entero, unos tres kilómetros, hasta llegar a la estación de los Ferrocarriles Catalanes.
Dos horas y media, bien andadas, la mitad de ellas por terreno urbanizado, pero en el resto te olvidas de que estás en medio de un entorno urbano. Poca gente, pero es que el día no invitaba, y tampoco eran horas, y sólo coincidimos con una pareja de beteteros noctámbulos. Collserola promete, tendremos que buscar otros recorridos por la zona.




2 comentarios:

JB500 dijo...

holaaa

ostras, si esto esta al lado de casa como quien dice, otro dia quedamos y hacemos unas cervezas.

Anónimo dijo...

El Puig Madrona es impresionante para ir en bici. Los caminos que van hasta el Papiol (3 en total) no tienen desperdicio alguno.