jueves, 18 de septiembre de 2008

Escales. El Puente

El domingo de nuevo llovía en Cavallers, y hacía un viento que no había quién parara. Así que bajamos a Erill a desayunar, y decidimos buscar ambientes más secos y soleados. Fuimos a Sopeira e invadimos el sector del puente, como en la ocasión anterior. La gente no estaba tan fanática como la víspera, incluso alguno ni se puso el arnés, y los que más escalaron fueron los niños. Por mi parte probé tres vías, que ya es.

Volando Voy (IV+): Vía sencilla y tumbada, con una roca curiosa, con agujeros bastante romos. Ya la había hecho la vez anterior

Madurito interesante (V+): A la izquierda de esta. Idéntica a la anterior, salvo la entrada, que está picada para hacer la carretera de la presa, y es vertical y dura. La encadeno al segundo pegue, después de aprender dónde tienen que ir los pies cuando no los ves. Creía que ya la tenía encadenada de la vez anterior, pero veo que me dio un tirón después de haber pasado la sección dura, y me bajé.

Er Pescailla(6b): La monta Iran, y Montse y yo aprovechamos para probarla. Entrada bastante desplomada, también dinamitada para hacer la carretera, y luego placa tumbada y muy lisa, con regletillas. Tanto al desplome como a la placa les vi el color. La dejo en la lista de pendientes para cuando haga 6b.

Y eso es todo, cada mochuelo a su olivo, y la concentración se fue disolviendo. La próxima en Riglos.

1 comentario:

festoon dijo...

raúl!
que veo el vidrio to negro!
la verdad es que quien mas disfruto fue la kanalla -eso, a entrenarlos pa que nos lleven!-
nos vemos en riglos
karles