miércoles, 25 de junio de 2008

Dent d'Orlu. Tapas sans Dalles

Este puente largo volvimos a la Dent d'Orlu. El sábado llegamos a mediodía al párking de la cara Norte, la Poêle a Frire, que está a rebosar. Cogemos las mochilas, y arrancamos rápido para arriba. En hora y poco alcanzamos el collado de Brasseil, y bajamos a la cara Este. Hay bastantes cordadas, repartidas por la pared, pero podemos elegir la vía que queramos. Queríamos haber probado Fleur de Rhodo, o A Bistro de Nas, pero es más tarde de lo que querríamos, y estamos bastante cansados, así que optamos por la Tapas, aparentemente la más sencilla.

L1+L2 (4a+4c): El pie de vía es común con Dalles Blanches, que tira hacia la derecha. Comienzo valiente, intentando empalmar los largos. Vamos con dos de 60, y en la parte interesante del segundo largo, que parecía muy bonita, sufro mucho, luchando contra el peso de la cuerda, y colgándome de las cintas para poder chapar. Me digo que no vuelvo a empalmar largos. Ha pegado el sol de lo lindo durante toda la mañana, y la roca quema en algunos puntos.

L3+L4 (3c+4c): Le toca a Montse, que repite la jugada. Otro largo bonito de 4c estropeado por el peso de las cuerdas. Además se queda sin cintas, y tiene que descolgarse a buscar más. Hay unas gradas al final del largo.

L5 (4a): Placas tumbadas, bien protegidas. Los largos son de a 40 metros, y se hacen rápido. Se están formando nubes de evolución, que nos aportan sombra, frescor, y nos hacen darnos vida, no vaya a ser que nos pille.

L6 (5b): Este largo tiene un paso duro, consistente en superar las dos gradas que interrumpen la placa tumbada. Un parabolt en cada grada permite pasar en A0. A Montse el paso le queda muy largo, lo mira y acaba escaqueándoselo con una bonita excursión hacia la derecha. Yo lo pruebo recto, pero tampoco lo saco y acabo acerando del parabolt de arriba.

L7 (5c+): El paso clave de la vía, que tampoco es obligado. Hay que superar una grada, ayudándose de unos garbancitos. Lo miro, pero los cantos son muy malos, y sale duro. Estoy un rato colgado hasta que encuentro la solución, cuelgo la mochila de la chapa, y ya sin ella, le aprieto de lo lindo a las ñapas, y consigo encaramarme. Después, cojo la mochila y sigo hasta la reunión, en diagonal a la derecha.

L8 (4a): Comienza empinado, y luego placa sin muchas complicaciones.

L9+L10 (4a+3c): Vuelvo a empalmar largos, la cuerda sigue pesando, pero es más fácil que al principio, a veces un poco herboso.

L11 (3c): Largo feote, sucio y herboso. Se salva porque la reunión es en la misma cima, y hay buen ambiente hacia la cara Sur.

Foto de cima, y recoger rápido, que está oscuro, truena y nos va a pillar. Salgo con el Gore puesto, y en efecto, antes de llegar al bosque empieza a llover. Pero más que mojarnos, la lluvia nos refresca un poquito, y en una hora estamos de vuelta en el coche. La vía, seguramente sea la más repetida de la Dent d'Orlu. Es la de menos aproximación, el grado obligado es quinto pelado, y tiene parabolts y spits repartidos de gorma generosa a lo largo de todo el recorrido. Como toda la cara este, si hace sol a media mañana es un horno en verano, mejor para otoño, o hacerla por la tarde.

3 comentarios:

MadVeras dijo...

Juer como le apretais ultiamente... y luego decis que nosotros no paramos jajajajajaja.... pos no debeis estar fuertes ni ná ya ;)

montse dijo...

Raul si se ta poniendo majo escalando jajaja y vosotros mas fuertes que el vinagre jejejeje

Fern dijo...

Raul siempre ha sido majo, Montse. :P Vaya, ¡por lo menos desde que yo lo conozcó! A tí supongo que también te parecera majo, jajaja.